Uno de los coches que asistieron a la concentración en la Acera Recoletos
Uno de los coches que asistieron a la concentración en la Acera Recoletos :: Fran Jiménez

VMV 2014

Así fue VMV 2014

EL NORTE

21/09/2014
La segunda edición del Valladolid Motor Vintange, organzada por El Norte de Castilla, congregó a más de 300 coches clásicos convierten y miles de personas
 
Desde imponentes Mercedes y Rolls-Royce de mediados del pasado siglo, a entrañables Seat 600; 'Cuatro latas', de Renault o los míticos 'Dos caballos', de Citroen, pasando un camión de bomberos Marck de los años 40, que estuvo en servicio en Estados Unidos o un tractor Ferguson de 1952, se dieron cita esta mañana en la acera de Recoletos dentro de la segunda edición Valladolid Motor Vintage.

El encuentro automovilístico de vehículos clásicos y antiguos, en el que el más veterano fue un Peugeot de 1927, mientras que los más jóvenes estaban fabricados antes de 1982, hizo las delicias del numeroso público que durante toda la mañana se acercó a esta fiesta del motor organizada por El Norte de Castilla, patrocinada por MIchelin, Mapfre y De la Fuente Motor, y en la que colaboraban Coca Cola, El Corte Inglés y el Ayuntamiento de Valladolid.

Los coches a concurso
vmv2014
Más Galería de fotos >>
 
Los asistentes
vmv2014
Más Galería de fotos >>
 
Aunque no faltaron modelos de prestigiosas marcas como Bentley, Beaumont, Plymouth, Jaguar, Cadillac, Triumph, Lancia, Alfa Romeo, Dodge, BMW o Porsche, la mayoría de los participantes formaban parte de los denominados 'clásicos populares'. En esta categoría se daban cita los Seat 600, 850, 1500, 124 o 127 y los Citroen 2 CV, el 8 Familiar , un DS 'tiburón' y un Meari, aunque uno de los que más expectación levantó fue un Citroen 11 B de 1952, propiedad de Andrés, un palentino afincado en Valladolid que “por nada del mundo” pondría a la venta este clásico.

«El coche tiene 24.000 kilómetros y está en perfecto estado para hacer cualquier viaje a un velocidad media de entre 80 y 90 kilómetros por hora», aseguró Andrés, que también resaltó que el único mantenimiento especial que requiere es el engrasado a mano de muchas piezas. «De momento, por las piezas no hay problemas. En internet se encuentra todo», sentenció.

La misma opinión la compartió Fernando, que acudió a la acera de Recoletos con un Seat 850 Spider descapotable de 1970. “Antes tenía un Fiat de 1929, pero lo vendí para comprarme algo más moderno”.

Como no podía ser de otra forma, Renault fue la marca que más clásicos aglutinó, desde los 'cuatro latas, hasta los R-5, entre los que se encontraban los míticos Copa, R-12, R-8,R-7, R-6 y un 'moderno' R-9.

Además de varios vehículos industriales como camiones Ford o Ebro y una motocarro, en la Valladolid Motor Vintange también se dieron cita un buen número de motos clásicas de las marcas Vespa, Lambreta y Montesa, así como una Sanglas y una espectacular Indian con sidecar de 1940.