Uno de los coches que asistieron a la concentración en la Acera Recoletos
Uno de los coches que asistieron a la concentración en la Acera Recoletos :: Fran Jiménez

VMV 2015

Así fue VMV 2015

EL NORTE

28/09/2015
Más de 22.000 personas certifican el éxito del Valladolid Motor Vintage. 360 vehículos participaron en la tercera edición.
 
Los coches a concurso
vmv2014
Galería 1 | Galería 2 | Galería 3 | Galería 4 | Galería 5 | Galería 6
 
Los asistentes
vmv2014
Galería 1 | Galería 2 | Galería 3 | Galería 4 | Galería 5 | Galería 6 | Galería 7
 

Mas de veintidosmil espectadores contemplaron los trescientos sesenta vehículos presentes en el Paseo del Campo Grande y Acera de Recoletos con motivo de la tercera edición del Valladolid Motor Vintage, encuentro de vehículos antiguos y clásicos organizado por El Norte de Castilla, con patrocinio del Ayuntamiento de Valladolid, Mapfre y Michelin, y la colaboración de la Junta de Castilla y León, Adarsa, Coca-Cola, El Corte Inglés y Rock on Whells España. Un verdadero paseo por la historia del automovil que llevaba desde principios del siglo pasado a la década de los 80, y en un panorama muy amplio, todo ello acompañado de música en vivo de los sesenta, fundamentalmente temas de los Beatles, de la mano del All Together Duo, y amenizado con la voz de Carlos Flores.

Junto a participantes de las dos anteriores ediciones que repetían, se podían encontrar muchas novedades como dos Ford, un T de 1913 y un A de 1928; un bello Reo de 1930 , y varios Buick o un espectacular Jaguar E Type de los años sesenta, el coche del que el propio Enzo Ferrari exclamó al verlo: «es el más bello automóvil jamás construido». Pero ahí no paraba la lista de novedades como varios Cadillac, uno de ellos del año 1954 con su propietario caracterizado de Elvis. E igualmente era espectacular la representación de la alemana Mercedes-Benz, no solo por número sino por la calidad de los ejemplares, destacando los inmensos Adenauer de los años 50 o los deportivos 190 SL y Pagoda de los 60.

Muchos roadster ingleses de marcas ya casi olvidadas por los más jóvenes como Triumph, MG o Austin Healey pero que hicieron soñar a muchos otros jóvenes de los años 30 a 60. Un 124 Abarth y un Lancia Fulvia HF, con la firma del mismísimo campeón del mundo Sandro Munari sobre el techo nos llevaban al mundo de los rallyes de los setenta.

Y como no, una gran representación de los clásicos populares, con una elevada presencia de Renault, Seat o Citroën, a los que se sumaban varios ejemplares de la desaparecida Simca.

Pero los miles de paseantes seguían descubriendo vehículos y recuerdos como tractores, un Fordson o un SACA, el primer tractor con patente española y cuyo color amarillo inspiró la famosa canción. En el apartado de vehículos industriales el espectacular Man de los años 50, cuya caja de madera, cromados o interior le convertían en una verdadera obra de arte. Y de arte sobre cuatro ruedas al arte sobre dos: los coleccionistas de motos daban el do de pecho y era dificil centrar la mirada en un solo ejemplar: antiguas BMW, Zundapp o BSA junto a ejemplares de las españolas Montesa, Bultaco o Sanglas despertaban muchos recuerdos a los mayores y entusiasmaban a los más jóvenes.